Ante la reciente publicación en varios medios de comunicación de la reducción de la deuda de las Federaciones Deportivas Nacionales, a la Asociación del Deporte Español –que engloba a las Federaciones Olímpicas, No Olímpicas y de Deporte Adaptado- le gustaría remarcar el gran esfuerzo realizado por dichas Federaciones para reducirla, un esfuerzo que trae consigo una mejor situación de todas las instituciones para afrontar los años venideros, y que repercutirá positivamente en el desarrollo del deporte y los deportistas españoles.

Como consecuencia de la ejecución de políticas de contención del gasto y a la ayuda adicional procedente de La Liga, que el año pasado aportó 5,4 millones de euros a las Federaciones, éstas han reducido en 2016 su deuda en un 53,5%, hasta 45,1 millones de euros, la cifra más baja de los dos últimos ciclos olímpicos.

Sin embargo, los 51.7 millones (46,65 millones de subvención ordinaria) de euros asignados por el Consejo Superior de Deportes en 2017 para las Federaciones Deportivas Españolas están muy lejos de los 77.03 millones otorgados en el año 2008, año que marcó el inicio de la tendencia a la baja en el presupuesto destinado a las Federaciones.

La Asociación del Deporte Español estima oportuno activar lo antes posible el pacto por el deporte que indicó el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y que permitirá establecer un marco de actuación en el que se incrementen estos presupuestos. En este sentido, la Asociación del Deporte Español está trabajando junto al Comité Olímpico Español en diversas Comisiones de trabajo para abordar, entre otros, asuntos tan cruciales como la financiación del deporte español.

Se hace indispensable que las Federaciones Deportivas Olímpicas, No Olímpicas y de Deporte Adaptado dispongan de presupuestos cuatrienales y de medios adecuados para sus clasificaciones a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y otros campeonatos, como Campeonatos del Mundo, que requieren, además, una importante inversión en material técnico y de control y exigen una planificación de asistencia a eventos previos preparatorios y clasificatorios para poder asegurar la presencia en estos foros relevantes. Arrastrar una falta de recursos como la actual tendrá una fuerte repercusión en las categorías que ahora están en formación y que deberán ser el relevo en éste y el próximo ciclo olímpico de 2024.

Las Federaciones Deportivas Españolas manejaron en 2015 presupuestos similares a los de Portugal (42,61 millones frente a 35,03 millones), un país que tiene cuatro veces menos habitantes. Si la comparación se hace con Italia, que tiene unos 12 millones de habitantes más que España, sólo en 2015 la cantidad destinada a Federaciones Deportivas Nacionales fue de 234,46 millones frente a los 42,61 en nuestro país.