El deporte español es un activo turístico, y las federaciones deportivas han decidido dirigirse a los más de 10 millones de turistas extranjeros que practicaron deporte en nuestro país en 2016 gastando unos 11.900 millones de euros, con el lanzamiento del sello de calidad hotelero Sporttoury.

Durante el año 2016, 10,1 millones de turistas internacionales de los 75 millones que visitaron España hicieron algún tipo de práctica deportiva, según los datos que Turespaña ha facilitado a EFE. Esta decena de millones de visitantes interesados en el deporte gastaron una media de 110 euros al día, en una estancia media de unos 11 días y con un gasto medio por persona en total de unos 1.177 euros; lo que supone unos 11.901,8 millones de euros de gasto acumulado.

Alemanes (2,23 millones), británicos (2,21 millones), franceses (1,2 millones) y visitantes procedentes de países nórdicos (1,05 millones) son los principales ‘clientes’ a día de hoy del turismo deportivo español; que también recibe a estadounidenses (120.171) y asiáticos (105.268).

Estos últimos son, sin duda, el objetivo clave para el turismo deportivo español si atendemos al gasto medio por persona: los asiáticos suelen gastar unos 3.122 euros por estancia (202 euros al día) y los estadounidenses 2.800 euros (165 cada día), cifras que superan lo que gastan cualquiera del resto de visitantes internacionales.

Los deportes náuticos (2,5 millones de turistas los practicaron en 2015), el golf (1 millón de turistas), los deportes de aventura (560.000 visitantes extranjeros) y el esquí (175.000) son los que más turismo deportivo arrastran a nuestro país. España también tiene un activo en las competiciones deportivas que se disputan en su territorio, ya que dos millones de visitantes acudieron a ver espectáculos deportivos.

Con este objetivo la Asociación del Deporte Español (ADESP), que agrupa al conjunto de federaciones, presentó esta semana el sello de calidad para establecimientos hoteleros de turismo deportivo, Sporttoury, junto con el Consejo Superior de Deportes (CSD) y el Comité Olímpico Español (COE).

Señalizar los mejores hoteles para cada práctica deportiva con un sistema de marcas de garantía con tres categorías en función de sus instalaciones, hacerlos visibles a los consumidores a través de una página web y promocionarlos entre las federaciones internacionales como lugares indicados para concentraciones y campeonatos son algunos de los objetivos de esta iniciativa.

“Sporttoury es un proyecto de las federaciones españolas en un sector en el que nuestro país es líder como el turismo. Queremos que el deporte y el turismo vayan de la mano y los datos indican que el turismo deportivo es una realidad creciente”, explicó en la presentación del sello el presidente de la ADESP, José Hidalgo.

Convertir a España en “líder del turismo deportivo” aprovechando sus instalaciones, sus técnicos y sus deportistas; generar valor tanto para los hoteleros como para las federaciones; y poner en marcha un proyecto internacional son otras de las claves que apuntó Hidalgo.