Comunicado de ADESP en relación a la nota divulgada por la recién creada confederación de Federaciones Autonómicas

12/05/2022

 

La Asociación del Deporte Español (ADESP) ha tenido conocimiento de la nota divulgada por la recién creada confederación de algunas Federaciones Autonómicas en la que se reclama la presencia del Deporte autonómico en la ley estatal del Deporte, habida cuenta de que, como es sabido, se encuentra en tramitación un proyecto de ley que sustituya a la hoy vigente Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte.

 

En primer lugar, suscita sorpresa el hecho de que una entidad de reciente creación ponga el foco en la divergencia, en lugar de buscar la unión de todo el Deporte Federado Español. Trabajemos sobre lo que nos une para crecer todos juntos y mejorar nuestro Deporte, buscando consensos sobre cuestiones que nos afectan a todos, en vez de centrarlo en asuntos que no son generalizados.

 

Dicho esto, que se reclame o solicite -textual- “la presencia del Deporte autonómico y de base en la nueva Ley del Deporte”, como reza el titular de su nota de prensa, es merecedor de una serie de consideraciones. Por un elemental criterio competencial, en la Ley estatal reguladora del Deporte se debe acometer la regulación del Deporte estatal y supra-autonómico, en su caso; pero de ninguna manera el Deporte autonómico debe estar presente o regulado en la legislación deportiva estatal, de la misma manera que la regulación del Deporte estatal no está presente en las distintas legislaciones deportivas autonómicas. No aceptar o no entender lo anterior supone ignorar el marco de distribución competencial en nuestro país. La legislación estatal podrá, como así sucede, fijar formas de colaboración o coordinación entre el Estado y las Comunidades Autónomas, pero ello no debe conllevar una presencia del Deporte autonómico en la regulación del Deporte estatal.

 

La nota susodicha señala, por otro lado, “el ataque de competencias que sufre el Deporte base autonómico por parte de las Federaciones Españolas”. Pues bien, aun cuando parece que esta confederación pretende que el denominado Deporte base sea un área del Deporte reservada, en exclusiva, a las Federaciones Deportivas Autonómicas, debe recordarse que las Federaciones Deportivas Españolas, como establece la normativa estatal vigente, ostentan competencia para la promoción general de sus respectivas modalidades deportivas en todo el territorio nacional, lo cual pueden realizar de forma coordinada con las Federaciones Autonómicas, como viene sucediendo desde hace décadas en la mayoría de los casos.

 

La nota divulgada por la nueva confederación trata de proyectar que las Federaciones Deportivas Españolas no pueden fijar cuotas de integración que tengan que ser abonadas por las Federaciones Autonómicas. Se pretende hacer ver por parte de esta entidad que las únicas cuotas que pueden percibirse por las Federaciones Españolas son las que tengan que abonar las personas que deseen acceder a las competiciones federadas estatales. Tras la Sentencia del Tribunal Constitucional relativa a la “licencia única” dictada hace unos años, la aprobación del precio a abonar por la emisión o habilitación de licencias por las Federaciones Españolas presenta una problemática importante desde un punto de vista práctico, puesto que se requiere de diversas mayorías tan cualificadas que, como ha sucedido, propician bloqueos en la adopción de acuerdos que perjudican la financiación de dichas entidades estatales por la oposición de algunas Federaciones Autonómicas, pese a mediar el acuerdo mayoritario de integrantes del órgano de gobierno de la federación española correspondiente.

 

En este sentido, es importante apuntar que desde ADESP se considera justo que, de la misma forma que las cuotas de las licencias autonómicas se fija libremente en el seno del órgano de gobierno de las Federaciones Deportivas Autonómicas, por igual motivo, el importe de las cuotas a ser abonado a las Federaciones Deportivas Españolas sea fijado en el órgano de gobierno de éstas, sin injerencia alguna de las Federaciones Autonómicas, más allá de la presencia asamblearia de los representantes de éstas como miembros natos.
Desde ADESP venimos proclamando y manteniendo que la integración de las Federaciones Autonómicas en las Federaciones Españolas es de naturaleza convenial, es decir, basada en un convenio en el que las partes fijan las condiciones en las que se produce la integración de aquellas en éstas; y, entre tales condiciones, podrían establecer algunas de contenido económico, más allá de las cuotas por expedición o habilitación de licencias previstas en el art. 32.4 de la vigente Ley del Deporte. ADESP considera que la nueva Ley del Deporte debe servir, precisamente, para aclarar y solventar todos los aspectos concernientes al modelo de integración, entre los que se encuentra tanto el pago de cuotas por licencias federativas, como el resto de cantidades destinadas a sufragar los costes de las Federaciones Deportivas Españolas.

 

El comunicado referido, además, trata de cuestionar determinadas actuaciones de una entidad socia de ADESP, en este caso, la Real Federación Española de Automovilismo en relación con acuerdos adoptados en su seno para la fijación de las cuotas a ser abonadas. Deberán ser, en su caso, los jueces y tribunales los que determinen si cualquier acuerdo adoptado en el seno de dicha entidad es o no acorde al marco de legalidad. Mientras no sea declarada la nulidad de acuerdos adoptados en el seno de la Real Federación Española de Automovilismo en relación con el establecimiento e importe de las cuotas fijas a abonarse por las Federaciones Autonómicas integradas en aquella, tales acuerdos deben considerarse como válidos y, cuando menos, como ejecutivos, en la medida que no se han suspendido o dejado sin efecto. Por lo tanto, desde ADESP, en el mencionado contexto, se solicita y ruega el máximo respeto hacía la Real Federación Española de Automovilismo y su manera de proceder.

 

Además, puestos en contacto con esta Federación, esta desea aclarar lo siguiente al respecto de la mencionada nota: “La RFEDA solo tiene conflictos con las Federaciones Autonómicas que no respetan las leyes, y no son 12, son muchas menos. Efectivamente existe un Expediente de Desintegración de la Federación Catalana de Automovilismo (FCA), y, lamentablemente también se tendrá que abrir a las FFAA que mantengan la misma actitud. En otras modalidades deportivas se han llevado a cabo desintegraciones de otras FFAA sin ningún problema, que han sido ratificadas por el Tribunal Administrativo del Deporte del CSD.

 

Es falso que las cuotas fijas de integración sean “para las licencias expedidas por las FFAA”, es para las FFAA en sí mismas, no para sus licencias. En el caso de la RFEDA, esta ha renunciado a percibir ni un solo euro de lo que recauden las FFAA por la expedición de licencias, y el presupuesto de la RFEDA con cuotas fijas de 2021, fue aprobado por la Asamblea General por unanimidad, y no por mayoría simple, y el de 2022 se aprobó por mayoría absoluta. Es falso que 12 FFAA hayan impugnado la aprobación de las cuotas fijas de la RFEDA, lo cierto es que NINGUNA FEDERACIÓN AUTONÓMICA HA IMPUGNADO, NI LAS CUOTAS DE 2021, NI LAS DE 2022, que se acordaron, respectivamente, por las Asambleas Generales.

 

El Expediente de Desintegración de la FCA se lleva por la concurrencia de tres causas de desintegración, no obstante, si al final se llegase a acordar la Desintegración de la FCA por la Asamblea General de la RFEDA, el deporte catalán no se vería afectado, por las siguientes razones: • El deporte de ámbito autonómico seguiría su curso como hasta ahora, ya que la FCA seguiría existiendo. • El deporte de ámbito estatal e internacional, seguiría también su curso, ya que es mentira que los deportistas y los clubes catalanes no podrán seguir compitiendo, podrán hacerlo igualmente, ya que sus licencias internacionales se seguirán expidiendo por la RFEDA, y las estatales se expedirán también por esta.

 

Es completamente falso que el Sr. Ollé haya depositado el dinero que adeuda la Federación Catalana de Automovilismo a la RFEDA en un juzgado, o al menos esta RFEDA no ha sido notificada nunca de tal consignación.”

 

Como siempre hemos mantenido desde ADESP, debe ser un marco de estrecha colaboración, coordinación y cooperación entre Federaciones Españolas y Autonómicas el que presida el funcionamiento y desarrollo del Deporte Federado en nuestro país, puesto que ello a todas las entidades y sus miembros beneficiaría. De hecho, de la misma forma que las Federaciones Autonómicas están representadas en las asambleas de las Federaciones Españolas, sería prudente que existiera reciprocidad y las Federaciones Nacionales también estuvieran presentes en las Autonómicas.

 

Cuesta entender que una asociación recién creada pretenda sembrar polémicas y divergencias entre las Federaciones Deportivas Españolas y las Federaciones Autonómicas integradas en aquellas. Dicha forma de actuar y proceder solo puede entenderse como un intento por desestabilizar el Deporte Federado Español, quizás por los intereses de ciertas personas o entidades que históricamente, desde el ámbito autonómico, han pretendido reivindicaciones o aspiraciones por todos conocidas.