El Deporte con animales queda finalmente fuera de la nueva Ley de Derechos de los Animales, y las Federaciones mantendrán su actividad con normalidad

23/12/2022

La Comisión de Derechos Sociales del Congreso de los Diputados, celebrada este jueves, ha aprobado la enmienda que excluye de la Ley de Derechos de los Animales a todos aquellos utilizados en las actividades deportivas que reconoce el Consejo Superior de Deportes.

 

La enmienda, propuesta por el PSOE y apoyada por Partido Popular, Vox, Ciudadanos, Partido Nacionalista Vasco y otros grupos, ha salido adelante con 28 votos a favor, 6 en contra y 2 abstenciones, lo que significa que un 78% de los miembros de la Comisión ha aprobado que el Deporte con animales quede fuera del ámbito de aplicación de la Ley.

 

Concretamente, el texto de la enmienda aprobada explica que quedarán fuera de la norma “los animales utilizados en actividades específicas (las deportivas reconocidas por el Consejo Superior de Deportes, las aves de cetrería, los perros pastores y de guarda del ganado) así como los utilizados en actividades profesionales (dedicados a una actividad o cometido concreto realizado conjuntamente con su responsable en un entorno profesional o laboral, como los perros de rescate, animales de compañía utilizados en intervenciones asistidas o los animales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o de las Fuerzas Armadas). Igualmente quedarán excluidos los perros de caza, rehalas y animales auxiliares de caza. Todos ellos se regulan y quedarán protegidos por la normativa vigente europea, estatal y autonómica correspondiente, y que les sea de aplicación al margen de esta ley”.

 

Por ello, la Comisión de Federaciones con Animales de la Asociación del Deporte Español, ADESP, valora “muy positivamente la aprobación de esta enmienda en la que la gran mayoría de la Comisión parlamentaria y de los grupos parlamentarios han respaldado y apoyado el Deporte con animales, sus modalidades y sus particularidades”.

 

En consecuencia y tras meses de intenso trabajo entre los grupos políticos y los miembros de la comisión de ADESP, las Federaciones Deportivas con animales podrán seguir desarrollando su actividad con normalidad, tal y como lo llevan haciendo a lo largo de los años.